¿Quieres tener una relación con tu hij@
totalmente opuesta a la que tienes con tu madre?
Descubre cómo evitar el distanciamiento emocional y sanar tu herida primaria en 6 sesiones.
Puede que…
$
Te encuentres repitiendo, inconscientemente, patrones que te inculcaron de pequeña y lo odias.
$

Desees que tu madre pudiera entenderte y que viera cómo te sientes sin culpas ni reproches.

$

Creas que esta situación te supera y no te deja ser quien realmente eres.

Las personas lo hacen lo mejor que pueden. Lo mejor que saben. Habrás escuchado esta frase un millón de veces pero no por ello tiene menos valor. Cada persona tiene una mochila detrás muy pesada y al relacionarnos con los demás, incluidos nuestros hij@s, no podemos evitar descargar parte de esa mochila. Volcamos parte de esa frustración con los demás.
Pero tengo una buena noticia. ¡Todo es mucho más fácil cuando nos comunicamos de forma asertiva y con comprensión desde el corazón!
Si haces reglas que te ayuden no sentirás ese dolor.

Imagina que en tu infancia nunca recibistes el amor de tu madre. Te sentías como una molestia, que sobrabas y que no eras digna de amor porque, si tu madre, la persona que más debía amarte no lo hacía ¿cómo te iba a amar alguien más?
Ahora en tu vida adulta necesitas sentir amor. Para ello, pones a prueba a tu pareja y, para confirmar que realmente te quiere, te tiene que demostrar que te ama todos los días de una manera muy específica que, es imposible de cumplir. Tus expectativas son difíciles de sentir aunque estas, las hagas de manera inconsciente.
Si lo que tiene que pasar para que te sientas amada, es decir, las normas que pones, son fáciles de cumplir y además solo dependen de ti, serás feliz y no sentirás ese dolor.

Y ¿quién soy yo para que confíes en mi?
¡Hola! Soy Beatriz ARz, emprendedora, interventora estratégica, potenciadora de relaciones felices y curiosa de la vida.

Cuando me quedé embarazada en el 2009 tomé una decisión que me cambió la vida.
Quería una maternidad diferente, escoger un camino diferente al que había escogido mi madre.
Y esa decisión me llevó a interesarme por la inteligencia emocional y la crianza respetuosa hasta que comprendí que podía ayudar a muchas mujeres a tener la vida que deseaban, las relaciones que deseaban.

La Intervención Estratégica es la herramienta que hace posible que mi ayuda sea efectiva y rápida.
Si deseas saber qué es esto de la Intervención Estratégica no dudes en contactar conmigo.

¿CÓMO TE VAS A BENEFICIAR?

¡imagínate tener un espacio seguro en el que puedes decir y sentir como quieras!

Tendrás un programa personalizado y con el que te sientas cómoda.

¡Mi misión es ayudarte a tener la vida que deseas y sanar tu herida que tanto dolor te produce.

¡Ahora piensa en cómo será tu vida cuando no haya dolor y tus relaciones sean extraordinarias!

Esto es lo que dicen de mí…
Y te preguntarás, ¿Cómo puedo conseguirlo yo?
Con mi Programa Sanar Herida Generacional
Es un programa totalmente personalizado donde la principal protagonista eres tú. Tendrás lo que necesitas que a veces no es lo mismo que lo que deseas.

Mi recomendación es que sigas la estructura que mencionaré a continuación teniendo en cuenta que siempre se puede modificar.

La primera parte de este programa es para curar tus heridas. 

Porque si tus heridas no están sanadas es muy difícil comprender desde el corazón. Estar abierta a ver todo tu potencial.

Durante 2 sesiones te acompañaré en este proceso de autoconocimiento y sanación de tu herida primaria. Solo con estas dos sesiones tu vida ya dará un giro increíble pudiendo respirar por primera vez, después de muchos años.
La segunda parte de este programa es para sanar el sentir de tu relación entre tu madre.
¿Estás cansada que tu presente esté condicionado por tu pasado? Esta parte del programa es para sanar el dolor que te produce pensar en tu relación con tu madre. Para que puedas construir tu futuro con aprendizajes y no con distanciamiento emocional, culpas o juicios.

Durante 2 sesiones nos libraremos de culpas por sentir lo que sientes hacia tu madre. Cabe la posibilidad, si lo deseas, que esté invitada a las sesiones (solo si te apetece y lo necesitas)

Esta tercera parte de este programa es para ti y tu hij@.
Porque a veces repetimos esos patrones que tanto odiamos. A veces nuestra comunicación no es efectiva. Parece que habláis idiomas diferentes. Y a veces el hecho de querer hacer todo lo contrario a lo que nosotras vivimos hace que paguemos con ell@s todas nuestras frustraciones o expectativas.

Durante 2 últimas sesiones te acompañaré en este proceso de conocimiento y escucha activa. Te ayudaré a conectar con tu hij@ y que la comprendas desde el corazón. De la misma manera que en la anterior parte, si te apetece, tu hija o hijo puede participar en esta parte.

Solo trabajo con   3 personas a la vez para dar lo mejor de mí.
Si quieres transformar tu vida y tus relaciones toma acción y no te quedes sin plaza.
Si deseas acceder al Programa Sanar la Herida Generacional, haz click en el siguiente botón.

Estoy preparada para sanar mi herida generacional

Es para ti si…
Z
Estás cansada de sufrir, de luchar, de que todo te cueste el doble que a los demás.
Z
Si no entiendes a tu madre y no sabes por qué reaccionas como reaccionas delante de según qué situaciones.
Z
Tu bloqueo emocional o tu herida están impidiendo que establezcas relaciones extraordinarias con tus hij@s.

Es hora de tomar las riendas y sanar estas heridas emocionales que te duelen tanto y no te dejan relacionarte como te gustaría.

¡Sí quiero, Sí puedo sanar mi herida generacional!

¡RECUERDA!
Solo trabajo con   3 personas a la vez para dar lo mejor de mí.
Si quieres transformar tu vida y tus relaciones toma acción y no te quedes sin plaza.
Copy link
Powered by Social Snap